mantener masa muscular bajando peso

Hoy quiero hacer una reflexión para todos los que están buscando formas de bajar de peso rápido, o son fans de las mil y una dietas de moda que pululan por la red, aún poniendo en riesgo nuestra salud. Es decir, perder peso por perder peso, y pese a lo que pase, sin tener en cuenta la masa muscular.

En el peso corporal intervienen varios factores: lo que pesa el hueso, el músculo, el agua, la grasa, etc... Por lo tanto, no siempre "bajar de peso" supone estar bajando lo que realmente está "sobrando" en el organismo... La mayoría de las veces se está bajando "grasa", que suele ser "lo que sobra", pero a costa de bajar también la masa muscular, que precisamente es lo que debemos asegurarnos de no perder, pues es la responsable de mantener nuestro metabolismo activo, y de poder, precisamente por ello, seguir quemando la grasa.


¿Qué debemos hacer para perder peso sin perder la masa muscular? 

 Hay varias cosas que se deben tener en cuenta para no perder la masa muscular, y poder bajar de peso de forma saludable. Podríamos resumirlas en las siguientes:



Primero: ser críticos con todos los "remedios" y "fórmulas milagrosas" para perder peso, fijándonos en si sólo se enfoca en esa simple "bajada de peso" o si también tiene en cuenta el mantenimiento de la masa muscular.


Segundo: rechazar "remedios" cuya fórmula de pérdida de peso se base en "dejar de comer", o indique que únicamente hay que comer o beber un solo tipo de alimento, ya que estaríamos poniendo en riesgo nuestra salud, al estar privándole al organismo de otros nutrientes que necesita para estar sano.


Tercero: que tomamos la cantidad necesaria de proteínas diarias, que son el "alimento" que nuestro músculo va a necesitar para no debilitarse y, a ser posible, que el 50% de la misma sea de origen vegetal.
 

Cuarto: asegurarnos que el cuerpo, además de la proteína, reciba la cantidad esencial de vitaminas, minerales y micronutrientes que necesita diariamente, a través de un buen suplemento alimenticio de base herbal y de alto valor biológico.

 De esta forma nos aseguraremos ir bajando la grasa corporal que sobra, y manteniendo o recuperando la masa muscular, por lo que nuestra ansiada "bajada de peso" se va a traducir en "bajada de grasa", lo que se notará en un menor volumen corporal y en una disminución de centímetros y, como consecuencia, de tallas de ropa.



Espero que esta breve reseña te haya servido para entender que no toda bajada de peso es saludable, y que lo que importa no es "bajar peso", sino bajar la grasa corporal, manteniendo la masa muscular.


Gracias por compartir y ayudar a otros, si crees que te ha resultado útil. Nos vemos en otro post... Y... no te olvides de ser FELIZ! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *